El accidente y la Policía en Orihuela. ¿Por qué es aconsejable someterse a las pruebas de alcoholemia? Ahórrese hasta 500€.

junio 26, 2015

Accidente policía Orihuela

Accidente policía Orihuela-Andrés AniorteSon muchos los medios empleados por los poderes públicos para salvaguardar la vida de las personas en materia de seguridad vial, desde campañas de sensibilización hasta la normativa más específica, como la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial o el propio Código Penal. De ahí que accidentes y policía en Orihuela se encuentren tan interrelacionados, habida cuenta de que les corresponde a los segundos controlarlos y, en cierta medida, a través de controles rutinarios, evitarlos.

Yo, como miembro del colectivo de abogados de accidentes de tráfico en Orihuela, veo multitud de casos prácticamente a diario, tanto de aquellos en los que no intervienen las fuerzas y cuerpos de seguridad como de aquellos otros en los que hay por el accidente Policía Nacional implicada. Aunque también es cierto que, en algunas otras ocasiones -menos-, se trata de accidente y Policía Local.

Es muy común que los conductores resuelvan sus choques rellenando un parte amistoso, limitándose a ponerlo en conocimiento de las compañías aseguradoras, sin que el asunto revista mayor complejidad, aunque también es verdad que, si pretende obtener una mayor cuantía en concepto de indemnización por daños, siempre le resultará más adecuado recurrir a los servicios de un abogado y llamar a los agentes para que intervengan en el acto. Nuevamente intervendrá en el accidente la Policía de Orihuela.

Quizá uno de los asuntos que más dudas suscitan a los conductores, por lo que he podido comprobar en mi despacho, son los test de alcoholemia y su obligatoriedad, así como las posibles consecuencias legales derivadas de no someterse a la prueba. Cuestiones todas éstas a las que intentaré dar respuesta de una forma lo más clara posible, a fin de que, de encontrarse inmerso en un supuesto de este tipo, sepa cómo actuar de la forma más ventajosa para usted.

Pruebas de alcoholemia: ¿es delito negarse a practicarlas?

Como bien sabrá, está prohibido conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas y de drogas tóxicas, realizándose muy a menudo controles por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad a fin de comprobar la ausencia de estas sustancias en los conductores, tanto de vehículos a motor como de ciclomotores, debiendo tener en cuenta que existen dos tipos de controles o pruebas: las rutinarias y las derivadas de circunstancias externas, por denominarlas de alguna manera.

Accidente policía Orihuela

Lo primero que ha de tener en cuenta es que la realización de la prueba es en sí misma voluntaria, totalmente voluntaria, de forma tal que nunca podrá ser compelido a realizarla, pero su negativa constituye una infracción administrativa e incluso, en ocasiones, puede dar lugar a una infracción penal (artículo 383 del Código Penal). Ahora bien, su negativa será constitutiva de delito sólo en aquellos casos en los que, por haberse visto involucrado en un accidente, la Policía metropolitana quiera someterle a esta prueba, o por estar dando evidentes muestras externas de conducir bajo dichas sustancias (Sentencia del Tribunal Supremo de 1999).

Ello reduce, por tanto, los supuestos de infracción administrativa a aquellos casos en los que se trate de meros controles rutinarios y usted decida no soplar. Tenga en cuenta, como dato importante para su bolsillo, que la multa por negarse es superior a aquélla que le podrían poder en el caso de dar positivo, siempre y cuando la tasa de alcohol no supere los 0,60 miligramos por litro, dado que en estos casos estaría incurriendo en un delito tipificado en el artículo 379 del Código Penal.

Además, sepa que, en caso de delito contra la seguridad vial, de negarse a la práctica de la prueba su conducta daría lugar a un delito del artículo 383, como ya le había indicado, pues el Tribunal Constitucional ha señalado que no se atenta contra los derechos a no declarar o confesarse culpable con su práctica.

El accidente y la Policía: Consecuencias legales de negarse a su práctica

Recuerdo un caso que se me planteó hace unos meses en mi despacho, estando implicadas en el accidente la Policía y una vuelta ciclista. En aquel caso un conductor, mi cliente Antonio D. F., por mero descuido y sin ser consciente de la existencia de una restricción en la carretera, accedió a la misma a pesar de que por ella estaban circulando ciclistas.

Accidente policía Orihuela. Control de alcoholemia.

En seguida la Policía le dio el alto y le requirió a fin de practicar el test de alcoholemia, al que Antonio D. F. estuvo a punto de negarse. Tan sólo había tomado una cerveza durante la comida, pero temía que el resultado fuera positivo. Habría sido un gran error por su parte si finalmente se hubiese negado a realizar la prueba, pues los agentes, además de sancionarle como cabía esperar por no atender a las restricciones temporales de la calzada, le habrían impuesto una multa de 1.000€. El hecho de que se sometiera a los requerimientos de los agentes hizo que la multa fuese inferior a los 500€. Podría afirmarse, por lo tanto, que se ahorró más de 500€.

Tan sólo había bebido una cerveza, luego no conducía bajo los efectos del alcohol en términos penales. Quiere ello decir que no había incurrido en delito alguno, significando por tanto que su negativa a someterse a las pruebas tampoco sería constitutiva de delito, pero la sanción sí habría sido significativamente superior. Afortunadamente, gracias a una conversación que había mantenido conmigo era consciente de sus derechos y obligaciones al volante.

Por todo ello le aconsejo que siempre colabore con los agentes y se someta a las pruebas de alcoholemia, dado que de no hacerlo su sanción se va a ver significativamente incrementada, sin que en ese caso su abogado pueda hacer mucho por ayudarle, salvo en casos de asma o alguna otra dolencia que le impida soplar. Para cualquier cuestión no dude en consultarnos, somos profesionales experimentados.

Andrés Aniorte

Andrés Aniorte

Andrés Aniortetras obtener su diplomatura de Derecho, realizó la especialización en la rama que regula el Derecho Civil, de Circulación y de Daños. Tras finalizar el doctorado, y luego de realizar prácticas durante dos años, comenzó a ejercer con entusiasmo la abogacía, destacándose bien pronto por su alto compromiso con la profesión y su implicación en cada uno de los casos que representa como letrado. Solventa con particular eficacia y maestría expedientes relacionados con las infracciones con víctimas contra la seguridad viaria y accidentes de tránsito.
Andrés Aniorte

(Dando servicio a municipios de toda la provincia. Soy abogado para Almoradí, abogado para Redován, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons